viernes, mayo 10, 2024
7.6 C
San Juan
10: 42 - 10 | mayo | 2024
7.6 C
San Juan

POLICIA GOLPEADOR SE ATRINCHERO LUEGO DE UNA PERSECUCIÓN

Se trata de un oficial ayudante de Caucete que debió ser detenido por el grupo Geras, donde estaba encerrado con su familia como rehenes.

Ultimas Noticias

Fue casi una escena de película policial: sus compañeros policías lo ubicaron en un supermercado del acceso Este, le mostraron la orden judicial de detención y el efectivo se resistió a ser detenido, se subió a su auto y escapo hasta Caucete donde, con su familia como rehenes, se encerró para resistir. Tuvo que actuar el grupo especial Geras para irrumpir en su casa y proceder a la detención. El oficial ayudante Miguel Galván había golpeado el miércoles pasado a un adolescente al detenerlo.

Las primeras informaciones revelaron que el ahora fue denunciado por presuntos apremios ilegales en la Unidad Fiscal de Investigaciones de Delitos Especiales N°4. La versión es que el miércoles 28 de diciembre, en una recorrida con su patrulla, Galván detuvo un adolescente en una calle de Rawson y lo llevó hasta un descampado, donde le dio una feroz golpiza

Los otros policías de la comisaría Ansilta, donde él policía trabajaba, fueron testigos de la brutal agresión y tuvieron que intervenir para que no siguiera pegando al chico. Después esos compañeros fueron quienes radicaron la denuncia contra el oficial y el personal de la UFI de Delitos Especiales empezó a investigar el caso.

Entre otras pruebas, tomaron declaración a los otros policías e incluso el jefe de la dependencia, que fueron coincidentes en afirmar que la agresión existió. Eso puso complicó más al oficial Galván, de modo que el ayudante fiscal Adrián Elizondo y el fiscal Micheltorena pidieron su detención y el juez Diego Sanz libró la orden de captura contra el policía.

Este martes 3 de enero alrededor de las 13, los policías de la UFI de Delitos Especiales localizaron a Galván en un conocido supermercado mayorista del Acceso Este en Santa Lucía. Los trascendidos indican que le mostraron la orden judicial, pero éste no quiso entregar el arma, se resistió a la detención y se encerró en su auto.

Galván emprendió la fuga en dirección a la ruta 20 y fue perseguido hasta su casa de la calle Aberastain, en Caucete. Este entró a su domicilio y se atrincheró. Esto generó más tensión, con el peligro de que hubiese disparos y un enfrentamiento armado. Minutos después irrumpió el grupo táctico del GERAS y finalmente lo detuvieron en presencia de los funcionarios judiciales.

Las fuentes policiales Miguel Galván quedó detenido y a disposición del juez de garantías Diego Sanz por el presunto delito de apremios ilegales.