viernes, julio 5, 2024
2.8 C
San Juan
9: 24 - 5 | julio | 2024
2.8 C
San Juan

HIJO DE JUEZ FEDERAL, ACUSADO DE HOMICIDIO CULPOSO Y CORRER PICADAS

CASO LUCÍA RUBIÑO: Juan Pablo Echegaray, conductor de la Hilux negra, se sentó ayer frente al juez y recibió la acusación. Sólo hablo para despegarse del hecho y darle el pésame a la familia de la adolescente de 16 años.

Ultimas Noticias

Juan Pablo Echegaray, hijo del juez federal Hugo Echegaray, fue imputado por los delitos de homicidio culposo y por correr picadas, en el caso del fallecimiento de Lucía Rubiño, de 16 años, en octubre pasado. A pedido del fiscal Iván Grassi, el juez de Garantías Federico Rodríguez le atribuyó al joven conductor la autoría de los ilícitos previstos en los artículos 84 bis y 193 bis del Código Penal. De todos modos, la Justicia determinó que el hijo del Juez federal permanezca en libertad mientras se lo investiga y ordenó que su licencia de conducir sea retenida por un año, por lo que por ese tiempo no podrá manejar.

El joven compareció por haber estado en la escena con su camioneta Toyota Hilux, en momentos en que se produjo el siniestro vial que terminó con la vida de la chica de 16 años, atropellada en el Barrio Profesional de Rivadavia el pasado 15 de octubre. El caso que conmocionó a toda la provincia también se dirime en el Juzgado Penal de la Niñez y tiene al menor que conducía el Renault Sandero que se llevó por delante a la joven en la mira.

Además de dar a conocer la calificación, el funcionario del Ministerio Público Fiscal relató la teoría del caso: en ella aseguró que el imputado «le mintió a la Policía», horas antes del desgraciado hecho, porque la policía, advertida por llamados de vecinos, interrogaron a Echegaray sobre las carreras y este dijo que fue otra camioneta similar a la suya y que ya se había ido del lugar. Para el fiscal, si Echegaray no habría mentido, se podría haber evitado el desgraciado desenlace.

Fiscalía detalló que el hijo del juez se dirigía en la dirección opuesta a la que circulaba el chico del Sandero, que lo hacía ocupando el otro carril y por ello, cuando tuvo de frente el auto del menor, lo obligó a dar el ‘volantazo’. Cuando perdió el control, lamentablemente, el automovilista que permanece detenido en el Nazario Benavídez embistió a Lucía.

El funcionario que pidió un año de Investigación Penal Preparatoria y que no exigió la prisión preventiva, tal como lo hizo el querellante Maximiliano Sansó, indicó que Echegaray originó el siniestro, provocó un peligro concreto y real y, pese al riesgo, prosiguió.

Si bien Juan Pablo Echegaray explicó que no iba a declarar por recomendación de su abogada, se tomó unos minutos para brindarle su pésame a la familia de Lucía Rubiño, con el padre de la chica presente en el recinto. «Es muy injusto la manera en que se fue, es muy doloroso para todos», aseguró.